Cómo convertirte en Científico/a de Datos

¿Qué es exactamente la ciencia de datos y por qué se habla tanto de ella hoy en día?
¿Cómo puedes saber si estudiar para convertirte en científico/a de datos es la opción profesional adecuada para ti?
Hemos preparado esta hoja de ruta de la ciencia de datos para facilitarte la vida: descubre qué es la la ciencia de datos, qué hacen los científico/as de datos y qué necesitas tener -y aprender- para lanzar tu carrera profesional.

¿Qué es la Ciencia de Datos?

¿Qué es la Ciencia de Datos?

El término ciencia de datos ha causado un gran revuelo en los últimos años. Conocido como el "trabajo más sexy del siglo XXI", muchas personas se plantean hoy en día una carrera en este campo.

Para empezar, definamos qué es la ciencia de datos. Como su nombre indica, la ciencia de datos es un campo de investigación dedicado a la recopilación, análisis e interpretación de datos. Funciona como cualquier otra ciencia, utilizando un método de investigación claramente definido para extraer nuevos aprendizajes de diversas fuentes.

Lo que es único es la naturaleza de las fuentes: el big data. Gracias a los crecientes avances tecnológicos, como la computación y el almacenamiento en la nube, empresas de todo el mundo pueden ahora recopilar cantidades masivas de datos a precios asequibles y con relativa facilidad.

Todas estas nuevas riquezas ofrecen un valor real a las empresas. Pueden utilizarlas para comprender mejor quiénes son sus clientes, qué les interesa y cuáles son las mejores formas de hacer que vuelvan a por más.

Pero también plantean un verdadero reto. ¿Cómo se navega por cantidades masivas de datos, procedentes de miles o incluso millones de transacciones? ¿Cómo determinas qué información es importante y cómo empiezas a darle sentido y a aprender algo a partir de detalles dispersos y aparentemente aleatorios?

Ahí es donde entra la parte científica. Entran los científico/as de datos, experto/as en extraer artefactos valiosos y procesables de información empresarial de las bases de datos de las empresas. Algo así como Indiana Jones, pero con más conocimientos de programación y menos aventuras que pongan en peligro su vida (con suerte).

Trabajar como científico/a de datos

¿Qué hacen los científico/as de datos?

Los científico/as de datos son los mediadores entre los datos brutos recopilados y las distintas partes interesadas que necesitan aprender algo de ellos. Actúan como traductores, interpretando las preguntas del negocio en comandos digitales que extraen información clara de las bases de datos; y viceversa, presentando información clara a partir de las montañas de datos que recogen.

Sus herramientas son una combinación de habilidades matemáticas, competencia estadística y dominio del lenguaje de programación. Pero para sobresalir realmente, los científico/as de datos necesitan habilidades blandas cruciales: la curiosidad, capacidad de hacer preguntas, paciencia para seguir buscando nuevas formas de interpretar los datos, voluntad de aprender constantemente nuevas habilidades y temas, y -quizá lo más importante- buenas habilidades de comunicación.

Porque al final, para las empresas, las agencias gubernamentales o las instituciones de investigación, los datos son una herramienta para tomar decisiones fundamentadas. Por ello, los científico/as de datos deben colaborar estrechamente con los distintos miembros de la organización para la que trabajan y ayudarles a obtener las respuestas que buscan a partir de la gran cantidad de datos que tienen a su disposición.

Cuanto mejor sea un científico/a de datos a la hora de presentar sus aprendizajes de forma clara y sencilla, más fácil será para las partes interesadas y los directivos entender qué hacer con esos aprendizajes. Por eso, la capacidad de trabajar bien con los demás y de comunicarse con claridad es el ingrediente secreto de una carrera exitosa en la ciencia de datos.

Científico/a de datos vs. Analista de datos vs. Ingeniero/a de datos

Si ya sabes algo de la ciencia de datos, puede que hayas oído hablar también del análisis y la ingeniería de datos. Se tratan de tres funciones distintas y diferenciadas, todas ellas relacionadas con la recopilación y el análisis de datos, pero cada una de ellas se ocupa de diferentes aspectos de los mismos.

Debido a que la ciencia de datos es todavía un campo relativamente joven, la distinción entre las tres es a veces un poco borrosa. Pero para aclarar las cosas, he aquí un desglose de las diferencias:

Analistas de datos

El papel en el que suelen empezar los científico/as de datos, los analistas de datos son responsables de los aspectos más básicos de la recopilación e interpretación de datos. Suelen trabajar como parte de unidades de negocio más grandes, como ventas o marketing, y se les asignan tareas o cuestiones específicas en las que centrarse.

Científico/as de datos

Los científico/as de datos, que suelen tener más experiencia que los analistas de datos, se encargan no sólo de procesar los datos, sino también de automatizar las tareas de recolección de datos y de explorar nuevas opciones para obtener información de la base de datos con la que trabajan. Suelen trabajar de forma más independiente y dependen directamente de los directivos de la empresa.

Ingeniero/as de datos

Suelen tener más bien una formación en programación/ciencias informáticas. Son los responsables de la infraestructura que permite a los científico/as y analistas de datos hacer su magia, construyendo y manteniendo una base sólida para bases de datos complejas.

El papel que acabarás desempeñando depende de tu formación, pasión, experiencia e intereses, así como de las necesidades de la organización donde trabajas. Teniendo en cuenta lo dinámico que es el campo de la investigación de datos, y las diversas oportunidades de desarrollar constantemente nuevas habilidades dentro de él, es probable que tu papel cambie y evolucione a medida que avanza tu carrera.

Eso es lo bueno de la ciencia de datos: las posibilidades son casi infinitas.

.

La hoja de ruta de tu carrera en Ciencia de Datos

¿Has decidido que la ciencia de datos es la carrera de tus sueños? ¡Fantástico! Ahora vamos a ver cómo puedes alcanzar ese objetivo, y los pasos que tienes que dar para convertirte en un científico/a de datos de éxito.

Cómo empezar

Lo que debes saber antes de empezar

En primer lugar, tendrás que tener en cuenta tu formación actual. ¿Has estudiado alguna carrera antes o has realizado algún curso online? Si es así, ¿fue en campos relacionados con la ciencia de datos?

Si la respuesta es afirmativa, puedes aprovechar eso en tu beneficio y dedicar menos tiempo a tu formación profesional. Dependiendo de tus conocimientos actuales, puede que sólo tengas que aprender un nuevo lenguaje de programación o mejorar tus conocimientos de estadística y matemáticas.

Si la respuesta es no y se trata de tus primeros estudios o de un campo de especialización totalmente nuevo, no te desanimes. Sí, tienes que aprender una habilidad totalmente nueva, pero piénsalo así: ¡un mundo totalmente nuevo y emocionante te está esperando para que lo explores!

Estudiar Ciencia de los Datos en línea

El primer paso para convertirse en un científico/ de datos es...

Aprender ciencia de datos.

Bromas aparte, no hay manera de evitarlo: la ciencia de datos es una disciplina propia y única, con un conjunto de herramientas específicas, e independientemente de tu formación o conocimientos existentes, si vienes de fuera del campo, tendrás que adquirir algunas habilidades nuevas.

Debido a su popularidad actual, hay una amplia gama de opciones educativas. Según tus preferencias, puedes hacer un curso online, apuntarte a un bootcamp o ir a la antigua usanza y leerte algunos libros de informática.

Otra opción, preferida por muchos, es obtener un título universitario reconocido en ciencia de datos o en un campo similar, como business intelligence. En IU, ofrecemos tanto un grado como un máster en ciencia de datos, que puedes estudiar 100% online.

Independientemente del camino educativo que elijas, prepárate para trabajar duro y comprometerte a seguir adelante. Los puestos de trabajo en la ciencia de datos están bien pagados, pero para llegar a ellos tendrás que aprender mucho, desarrollar tu experiencia y construirte profesionalmente.

Practica, practica, practica

No tienes que esperar al final de tus estudios o formación para empezar a trabajar en un proyecto de ciencia de datos. Para que asimiles realmente todos estos nuevos términos y técnicas, la experiencia práctica es clave.

Así que empieza a trabajar en proyectos de ciencia de datos tan pronto como puedas, para ver cómo funcionan las cosas fuera del aula o del curso virtual. Hay muchas formas de hacerlo, ya sea mediante ejercicios de trabajo como parte de tus estudios, proyectos online gratuitos y tableros de ejercicios online.

Al intentar aplicar lo que aprendes desde una fase temprana de tu proceso de aprendizaje, puedes ahorrar un tiempo valioso -y evitar la frustración- porque te ayudará a descubrir lo que funciona mejor para ti. ¿Te resulta eficaz estudiar por tu cuenta? ¿O necesitas más apoyo y asesoramiento? ¿Quizás te gustaría colaborar con otros aspirantes a científicos de datos?

Si esperas al final de tu proceso de formación para empezar a practicar lo que has aprendido, puede que te des cuenta de que has pasado mucho tiempo trabajando de forma equivocada para ti. Así que hazte un favor: supera tus inseguridades y practica, practica y practica.

Obtén tu certificado

Una vez que hayas terminado tus estudios y hayas conseguido tu titulación, tendrás un certificado o diploma que puedes añadir a tu CV o perfil de LinkedIn y compartir con posibles empleadores.

Aunque no es necesariamente indicativo de tus habilidades reales, tener un certificado de una titulación completada con éxito muestra a los empleadores que tienes los conocimientos y herramientas básicas para trabajar en la industria. Te abre las puertas y hace más fácil encontrar la oportunidad adecuada para unas prácticas, o incluso un puesto junior.

Esa es otra ventaja de estudiar ciencia de datos en un formato estructurado: si estudias de forma independiente, tendrás que trabajar más para demostrar tus habilidades a los posibles empleadores y crear una cartera de tu trabajo para compensar el hecho de no tener un certificado reconocido.

Crear una red de contactos y hacer prácticas

Aprendizaje de la ciencia de datos - hecho.

Experiencia trabajando en proyectos personales - comprobado.

Conseguir una titulación - en el saco.

¿Y ahora qué? ¿Cómo puedes encontrar tu primer trabajo y tener el título de "científico/a de datos" en tu currículum?

En el mercado de trabajo actual, en el que la competencia es feroz pero las oportunidades están disponibles a escala mundial, tienes que ser proactivo/a a la hora de construir tu carrera. No basta con enviar solicitudes, sino que hay que encontrar la manera de destacar entre la multitud.

Ahí es donde entra en juego el tener una buena red profesional. Estar conectado/a con personas que trabajan en la ciencia de datos, o en funciones similares en empresas en las que te gustaría trabajar, es una gran baza a utilizar. No te preocupes si no conoces a nadie del sector personalmente: puedes empezar por encontrar científico/as de datos en tu zona, ponerte en contacto y establecer una relación online.

Rodéate de gente que trabaje en el sector, para que cuando surjan oportunidades de solicitar unas prácticas o trabajar en un proyecto como junior, te enteres de ellas en una fase temprana y tengas gente en tu red que pueda recomendarte a posibles empleadores.

Y prepárate para esas oportunidades: ten una cartera de proyectos que puedas compartir y haz unas prácticas. Construye tu experiencia en el mundo real, forma conexiones y obtén valiosos comentarios de mentores en una fase temprana de tu carrera.

Invierte en tus habilidades, conocimientos y conexiones en tus primeros pasos, y recoge las recompensas más adelante.

Sube de nivel y avanza: Perspectivas de carrera

¿Has superado tus prácticas y conseguido tu primer trabajo? ¡Bien hecho! Ahora eres un/a científico/a de datos (o analista) de pleno derecho.

Pero el trabajo no termina ahí. El campo de la ciencia de datos está en constante expansión y desarrollo, y si realmente quieres avanzar en tu carrera, tendrás que desarrollarte también.

Mantén siempre la curiosidad por las nuevas ideas, tecnologías y formas de mejorar. Nunca dejes de aprender nuevas técnicas y métodos. A medida que adquieras experiencia y comprendas mejor qué aspectos del sector te interesan más, podrás planificar tus próximos pasos. ¿Quizás te gustaría trabajar más en proyectos de infraestructuras y pasar a desempeñar un papel de ingeniero/a? ¿O tal vez te inclinas más por las responsabilidades de gestión?

Decidas lo que decidas, ten en cuenta que construir una carrera es un proceso proactivo y permanente. No esperes a que las oportunidades se te presenten: crea tus propias oportunidades, invierte en ti mismo/a, actualiza tus conocimientos y haz que tus habilidades estén preparadas para el futuro.

Quizás incluso puedas cursar un máster en ciencia de datos, o, si te interesa pasar a un puesto directivo, un MBA con especialización en Big Data puede llevar tu carrera a nuevas y emocionantes alturas.

Por qué la Ciencia de Datos es una gran elección

Ahora que tienes la hoja de ruta de tu carrera en la ciencia de datos, y sabes cómo convertirte en un científico/a de datos, vamos a resumir y reforzar tu decisión de seguir este apasionante camino profesional. Puedes volver a estos puntos siempre que necesites una motivación extra durante tu proceso de formación, para que nunca pierdas de vista tu objetivo.

  • A prueba de futuro

    El mundo laboral ha experimentado algunos cambios drásticos en los últimos años. La pandemia nos obligó a muchos a adaptarnos, a cambiar nuestra forma de trabajar y de pensar en el trabajo, y a explorar nuevas oportunidades. Para algunos, eso significó la adopción de habilidades digitales para mantenerse al día con un panorama profesional cambiante. La necesidad de planificar el futuro y desarrollar una carrera que sea lo más resistente posible a las crisis globales, nunca ha sido más urgente y clara.

    Por eso la carrera de ciencias de datos es una buena elección. No sólo porque es el trabajo más sexy del siglo XXI -porque, oye, ¿qué hay más sexy que la seguridad laboral, verdad? - sino también porque ofrece un camino que puede afrontar las grandes turbulencias mundiales con relativa facilidad. Es un trabajo que puede realizarse a distancia, desde cualquier parte del mundo, por lo que las oportunidades a escala global están a tu alcance, y la reubicación se hace mucho más fácil.

    Además, la ciencia de datos está en constante crecimiento y se espera que siga creciendo en el futuro inmediato. La demanda es alta,y todavía hay una brecha entre la cantidad de científico/as de datos cualificados y los puestos de trabajo abiertos, lo que significa que no hay suficientes científico/as de datos en el mercado ahora mismo. No es bueno para las empresas, pero sí para ti.

  • Salario

    Esta demanda significa que los científico/as de datos cualificado/as y con experiencia pueden esperar un buen sueldo: los salarios de seis cifras son habituales para los profesionales de nivel senior y ejecutivo.

    Y como los datos se utilizan en una gran variedad de sectores y son tan cruciales para tomar las decisiones empresariales correctas, los científico/as de datos expertos pueden optar por especializarse en los sectores mejor pagados (tecnología, automoción, etc.) y tener un camino más directo hacia los puestos directivos, gracias a su estrecha relación con los responsables de la toma de decisiones. Aprovéchalo en tu favor!

  • Aprende algo nuevo cada día

    Bien, el dinero es estupendo, hay muchos puestos de trabajo y grandes perspectivas de futuro. ¿Pero qué pasa con el trabajo real? ¿El día a día?

    Bueno, también hay mucho que amar en eso. Ser científico/a de datos es un trabajo fascinante, que tiene una influencia real en cómo vivimos nuestras vidas: desde algoritmos que recomiendan lo que debemos ver o comprar, hasta información médica que puede ayudar a combatir pandemias. Las posibilidades son infinitas, al igual que los datos con los que trabajarás, por lo que tendrás que ser creativo/a, innovador, metódico/a y persistente para obtener las respuestas a las preguntas que tú o tu equipo os planteéis.

    Puede ser una opción profesional apasionante, con enormes dosis de satisfacción profesional, porque te enfrentarás a nuevos retos constantemente, y tendrás que reunir toda tu experiencia para superarlos. Una vez que lo consigas, podrás guiar a tus colegas a través del laberinto de información y aportar elementos vitales al proceso de toma de decisiones, dando forma al funcionamiento de la empresa y de los productos en el camino.

    La ciencia de datos es tan grande que incluso ha hecho que la estadística parezca sexy. ¡Sí, la estadística!

Descubre nuestras titulaciones de Ciencia de Datos

Asesoramiento personal

¿Tienes alguna pregunta?

¿Necesitas ayuda para elegir la titulación o el tipo de estudios adecuados para ti?

FAQ

Preguntas más frecuentes sobre cómo convertirse en científico/a de datos